volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

En nada llegan las vacaciones, ¿ya sabes qué hacer con tu amigo peludo?

Para los que vivimos con perros sabemos que estos son parte de la familia, y tenemos en cuenta sus necesidades a la hora de programar nuestras vacaciones. Esta vez te planteamos algunas de las posibilidades que existen.

Todos los que contamos con perros en la familia sabemos que cuando llegan las vacaciones y empezamos a montar planes, también tenemos que idear un buen plan para ellos.

Si tenemos perros en casa y vamos a irnos varios días fuera, el tema puede complicarse un poco… tanto si queremos llevarlos con nosotros, como si tenemos pensado dejarlos en algún lugar.
Aunque cada vez hay más alojamientos donde afortunadamente podemos llevarlos: hoteles, campings, casas rurales, hostales, AirBnB pet friendly… en Ownat hemos hecho una pequeña lista de opciones que os pueden servir o dar nuevas ideas.

La primera e ideal opción que todos barajamos es dejarlo con alguien conocido o de la familia, alguien que ya conozca a nuestro perro y que haya compartido alguna tarde, día o momento con él. Pero claro, ¡sabemos que esto no siempre es posible!

Cuando no podemos contar con esta alternativa es cuando nos preguntamos: “Y entonces, ¿dónde lo dejo? ¿En quién puedo confiar y cuáles son las opciones? ¿Una residencia o un canguro canino?”.

 

OPCIÓN RESIDENCIAS CANINAS

Existen muchas, y la verdad es que las hay de muy diferentes precios y con variadas alternativas. Nosotros recomendamos visitarlas antes de tomar la decisión de dejarlos allí, así nos aseguramos de que todo es como nos lo esperamos y evitamos sorpresas.

Lo bueno de esta opción es que son lugares que cuentan con un equipo de profesionales, veterinarios, educadores caninos y con seguros que dan muchas garantías. Además, en muchas ocasiones, están ubicadas en grandes superficies o en plena naturaleza lo que permite a nuestros perros contar con un gran espacio en el que correr y jugar.

Lo malo es que, durante bastantes horas al día, suelen estar solos en su espacio o jaula individual. Aunque lo normal es que tengan un tiempo de esparcimiento y socialización con los otros perros en espacios mucho más grandes. En este aspecto, si tu perrete no está acostumbrado a estar solo puede que esta opción sea un poco dura para él.

Aquí podéis consultar más sobre residencias caninas, para seleccionar la mejor opción y descubrir mucho más sobre ellas.

 

OPCIÓN CANGUROS CANINOS

En este caso suelen ser particulares o pequeñas empresas que cuidan a los perros en su domicilio. En general es difícil que, de antemano, conozcas a la persona que cuidará de tu perro, pero normalmente cuando accedes a estas páginas puedes visualizar un perfil descriptivo de estas personas. Allí puedes encontrar valoraciones de otras personas, comentarios, datos de interés y fotografías de la persona que se hará cargo de tu mejor amigo.

Lo bueno de esta opción es que si tu perro es muy casero notará menos el cambio; y además, suele ser gente formada como educadores caninos, técnicos en veterinaria o personas que sienten verdadero amor hacia los animales.

Lo malo es que es una solución menos “profesionalizada” y suele ser más caro pero porque los animales tienen mucha más atención.

Si optas por esta opción es interesante probar algunas de las más conocidas plataformas digitales que gestionan estos servicios. Estas también son útiles para el día a día, por ejemplo si un fin de semana tienes una urgencia o vas a pasar muchas horas fuera de casa.

Aquí te dejamos las más utilizadas para que puedas trastear y echar un vistazo a todas ellas: GudogDogBuddyHostalDog y Iamvo. Todo el proceso (selección, reserva, pago, condiciones) se realiza a través de la web y con pago seguro, además cuentan con seguro para el perro.

En cualquier caso un consejo básico es consultar a tu veterinario y a los dueños de otros perros, ya que el boca a oreja funciona muy bien y se obtienen buenas referencias y consejos. Recuerda también que, tomes la decisión que tomes, lo idóneo es que tu perro esté siempre identificado con un microchip. 

Si es la primera vez que lo dejas en una de estas dos opciones es probable que andes más preocupado de la cuenta, preguntándote cosas como: ¿estará bien? ¿le estarán cuidando correctamente? ¿le habrán dado de comer? ¿estará ladrando/llorando mucho? Pero lo cierto es que, generalmente, ambas propuestas ofrecen una tasa de satisfacción alta y los perros suelen disfrutar de estas mini vacaciones/cambio.

Como cierre final, en Ownat queremos darte un último consejo: selecciones la opción que selecciones, déjalo en un lugar que te transmita confianza y donde tú creas que será feliz y estará bien atendido. No importa que sea una residencia o un canguro, sino que te haya transmitido respeto, cariño y cuidado hacia los animales.