volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

¿Existe la raza de perro agresiva? No, y te explicamos por qué.

Es muy común escuchar hablar a las personas de que determinada raza es agresiva, sin embargo recientes estudios demuestran que esto no es así. En Ownat reflexionamos, ¿existen perros agresivos o hay dueños peligrosos?

¿Cuántas veces has oído decir: “Cuidado con ese perro que es de una raza muy peligrosa”? Hay razas de perros que están catalogadas como “potencialmente peligrosas”, razas como por ejemplo los pitbull, rottweiler, doberman o bull terrier. Sin embargo, estudios recientes demuestran que la raza de perro agresivo no existe. La actitud negativa viene dada por otros factores, pero no por la raza a la que pertenecen. Ningún perro nace agresivo, violento o preparado para serlo.

La educación que recibe tu perro es primordial, de esto depende el cómo se comporte e interactúe con los demás. De entrada no hay perros agresivos, sino dueños irresponsables o que no han sabido educar a sus perros correctamente. Si a tu perro no lo educas adecuadamente para llevar una vida rodeado de otros seres humanos, lo más probable es que responda de manera negativa e incluso pueda llegar a ser violento (contigo inclusive).

Si tu perro se comporta de forma agresiva tal vez se deba a que no se siente del todo bien o está teniendo algún problema asociado a su salud que esté alterando su comportamiento. Puede que tenga una enfermedad que no veas a simple vista, es bien sabido que los animales no pueden comunicarse como nosotros y decirte a qué se debe su cambio de humor o su malestar, así que no descartes esta posibilidad. Si notas algo diferente en tu perro, llévalo al veterinario para descartar cualquier problema de salud y asegurarte así de que todo funciona correctamente.

El ejercicio es beneficioso para los perros. Los animales necesitan movimiento para liberar toda la energía que albergan. La falta de ejercicio les lleva a la frustración y al desequilibrio, y esto se refleja en su comportamiento diario. De echo, los perros que no tienen espacio para correr o están encerrados y solos, sin estímulos o sin la atención de su dueño, pueden frustrarse y desencadenar una evidente mala actitud por su parte (destrucción de mobiliario, ladridos continuos, gruñidos, mala conducta…).

Ahora que ya sabes esto, recuerda cuidar de tu mascota para que sea lo más feliz posible, prestando especial atención a su salud. ¡Así todos los miembros de la familia saldréis ganando!