volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

Los 5 beneficios de tener un peludo para tu salud mental

Has leído bien, la ciencia ha demostrado en múltiples estudios que tener un peludo en casa (¡o varios!) tiene beneficios psicológicos para ti y para los tuyos, ¿lo sabías? Te los explicamos y reflexionamos sobre ellos para que no se te escape nada de nada.

Cuando lo leímos por primera vez no nos sorprendió, teniendo en cuenta la cantidad de cariño y compañía que nos dan, ¿cómo no va a tener claros beneficios para todos nosotros y nosotras contar con un peludo en casa? Hay diversas universidades que han compartido algunas investigaciones muy interesantes al respecto, así que en Ownat las hemos recogido para que estés al tanto de todo.

Reducen el estrés en estudiantes
De esto se encargó la Universidad Estatal de Washington que analizó los niveles de cortisol en estudiantes que estaban sometidos a altas cargas de estrés debido a los exámenes. ¿Qué descubrieron? Que aquellos que interactuaban con perros o gatos veían disminuir los niveles de esta hormona de forma muy significativa, ¡y rápida! En 10 minutos (tras la interacción) ya se podía observar.

Disminuye el estrés en niños
Hay numerosos estudios que demuestran los múltiples beneficios de las relaciones niños-animales, seguro que lo habéis leído en más de una ocasión ¿verdad? Se ha demostrado que tras un pequeño evento estresante (un cambio en la rutina, cambio de escuela, mudanza, leves problemas en casa) las interacciones breves con peludos disminuyen los pequeños picos de ansiedad en niños.

Reducen la soledad
Es uno de nuestros mejores aliados en el hogar, nos hacen compañía las 24h, ¡pero no solo eso! Tener un perro en casa también nos puede ayudar a hacer nuevos amigos, ¿cómo? Un simple paseo por la calle, una quedada en el parque, ese sentimiento de unidad entre familias con peludos en casa… hace que nuevas conversaciones se abran y que se forja un sentimiento de pertenencia bastante fuerte.

Fuente de felicidad
¡Esto es algo que nos encanta! Hay diversos estudios que demuestran que cuando estamos en contacto con nuestros peludos nos sentimos mucho mejor, y nuestro ánimo aumenta. La Universidad de Missouri-Columbia realizó un interesante estudio que mostró que cuando acariciamos a nuestros peludos durante un par de minutos, automáticamente se liberaba mayor cantidad de oxitocina, serotonina y prolactina, ¡un cóctel fantástico para sentirse genial!

Aumentan el sentimiento de responsabilidad
Tener un animal en casa es de por sí una responsabilidad, ¡y una muy importante! Y esto, para los más pequeños puede suponer un entrenamiento genial para ganar conciencia al respecto, mejorar la disciplina en términos de cuidados y atenciones y aprender a cuidar desde el cariño.

Con todo ello, si de por sí tenerlos en casa ya es un verdadero regalo, ahora que conocemos mucho más sobre todo los que son capaces de aportar: ¿cómo no vamos a querer que sean eternos?