volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

Llegan las vacaciones, ¿tienes pensado pasarlas con tu perro? ¡Te ayudamos!

¿Cansado de tener que dejar a tu amigo perruno con alguien que lo cuide mientras disfrutas de las vacaciones? ¿El momento de despedirte de tu fiel amigo se te hace cada vez más duro? Si has respondido que sí a alguna de las anteriores preguntas, ¡te proponemos que este año te lo lleves contigo de vacaciones! 

No, no nos hemos vuelto locos, existen muchas posibilidades para que el más perruno de la casa disfrute de estas de vacaciones con tooooooda la familia. Eso sí, para que todo salga perfecto te hacemos una lista de algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de viajar con tu perro.

Aunque te encantaría llevártelo a todos los sitios, debes elegir muy bien el espacio en el que quieres pasar los días de vacaciones porque no todos son adecuados para él. Recuerda que necesitan poder pasear, jugar y cierto contacto con la naturaleza.

Con respecto al alojamiento, ¡tenemos buenas noticias para ti! España cuenta con más de 35.000 alojamientos y más de 125.000 en Europa ya admiten mascotas. Se trata especialmente de casas rurales y apartamentos (aunque cada vez hay más hoteles y AirBnB´s), en los que podrás tener un mayor espacio para tu gran amigo. ¿Quieres descubrir qué lugares admiten que vayas acompañado de tu amigo? Puedes consultarlo en webs como: Se admiten mascotas, Todo Perro, y Viaja con tu mascota.

¿Has elegido las vacaciones en un sitio de playa? Primero comprueba si puedes pasear con tu perro por la playa, recuerda que en ciertas playas depende de la temporada en que las visites. En muchas zonas, sobre todo en las más turísticas, en verano y temporada alta suele estar prohibido y pueden multar con hasta 600 euros. Si quieres quedarte más tranquilo puedes consultar aquí todas las playas que admiten perros este verano en España, ¡más vale prevenir que curar!

¿Te has planteado qué medio de transporte es más adecuado o cuál es la opción más económica? Si decides acudir a tu lugar de vacaciones en coche, no olvides comprobar los sistemas de sujeción de tu mascota. Es probable que tenga que estar varias horas en el vehículo, por tanto, comprueba que esté bien asegurado y que cuentas con todo lo indispensable. No olvides hacer paradas cada dos horas para que estire las patas y beba agua, y recuerda no cerrar todas las ventanas, necesitará respirar aire puro.

En el caso de elegir el tren, infórmate bien de las condiciones del trayecto. En general Renfe permite el viaje con tu mascota, a no ser que se opongan los demás pasajeros. Eso sí, el perro deberá estar limpio, y en el interior de un transportín que no debe superar los 10 kg. En el  caso de que cumplas esas condiciones te recomendamos que le acostumbres a su nuevo medio de transporte (transportín) unos días antes para que se vaya familiarizando y no sufra con el cambio.

Si la opción es el autobús, pide información sobre el trayecto a la compañía con la que vas a viajar. Por ejemplo, Alsa sí admite mascotas pero deben ir en las bodegas y en el interior de un transportín. Y será el mismo propietario del perro el encargado de introducir al perro en el maletero, a fin de evitar posibles circunstancias incómodas con otros viajeros.

Los viajes en avión también permiten mascotas, pero dependiendo de la compañía pondrá más o menos restricciones, y podrá viajar en cabina o en la bodega. Infórmate a la hora de sacar el billete y baraja las opciones. Si es un viaje muy largo en avión te proponemos que lo hables con el veterinario, y que tengas en cuentas las condiciones y carácter de tu perro… si por ejemplo es nervioso, ansioso o sufre mucho al estar solo o en espacios más bien pequeños te recomendamos que valores concienzudamente si esta es o no una buena opción.

Si llegados a este punto ya casi has terminado de hacer tu maleta, no te olvides que te queda otra, ¡la de tu perrucho! ¿Que qué debe contener para dar la talla? Su cartilla sanitaria, bebedero, comida, cepillo, bolsas de excrementos, su camita y algunos de sus juegos preferidos.

Y ahora si, ¡ya lo tienes todo listo!
Solamente queda lo más importante: relajarse y disfrutar de vuestras merecidas vacaciones.