volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

Hablemos de alimentos prohibidos para perros y gatos, ¿los conoces?

¿A tu perro o gato le encanta acercarse a la basura e intenta comérsela? ¿Prueba todo tipo de alimentos y es un apasionado del dulce? Si es uno de ellos, ¡no te asustes! Te explicamos, eso si, la importancia de evitar algunos productos. 

¿Quieres conocer cuáles son los llamados “alimentos prohibidos” para perros y gatos? En Ownat te hacemos un breve repaso por ellos y te presentamos a algunos que quizá desconocías.

¡Cuidado con la cebolla! Esta hortaliza, a pesar de ser muy sana para los humanos, contiene tiosulfato, que en los perros y gatos produce una destrucción de los glóbulos rojos, es decir: anemia. Así que si notas decaída a tu mascota revisa que no esté tomando ningún plato que contenga cebolla como ingrediente.

¡No al famoso aguacate! En los humanos es un alimento que, desde hace un par de años, está muy de moda. Pero contiene persin, una sustancia tóxica para nuestras mascotas que puede ocasionar daños en sus tejidos, e incluso afectar al corazón y pulmones. Además, puede causar problemas gastrointestinales por su elevado componente en grasa.

¡Las uvas fuera de su alcance! Si a tu perro o gato le gustan las uvas, intenta alejarlas de su vista ya que debido a una toxina desconocida en su composición, pueden ser perjudiciales para sus riñones, e incluso incrementar su frecuencia cardiaca. Cuando llegue nochevieja, mejor que sus doce campanadas se celebren con doce deliciosas croquetas.

¡Fuera el deseado chocolate! No es adecuado para las mascotas ya que uno de los componentes del cacao, la teobrima, resulta perjudicial para ellos. El metabolismo de perros y gatos carecen de la capacidad para eliminar esta sustancia, por ello, en grandes cantidades puede resultar muy tóxica.

¡Atención a las vísceras de pescado y a algunos huesos! Un exceso de vísceras de pescado crudo puede causar serios problemas gastrointestinales en nuestras mascotas, e incluso rigidez muscular, sobre todo en los gatos. ¿Por qué? Por que las vísceras contienen un componente que destruye la vitamina B1.

Queso, no para ellos. Puede causar malestar gastrointestinal, o en algunos casos incluso pancreatitis. El problema que tiene el queso es el mismo que el de la propia leche: el azúcar. El queso y otros productos lácteos pueden causarles gases, diarrea y vómitos, dependiendo de la cantidad que consuma.

No cambies el agua por la leche. La leche suele asociarse a la dieta de las mascotas, especialmente a la de los gatos. Peeeeeero, no siempre les sienta bien ya que tienen intolerancia a la lactosa. Por tanto, si la beben con frecuencia, les puede producir fuertes diarreas.

Hay otros muchos alimentos que no son recomendables, como las masas fermentadas, el café, el alcohol, la sal, el azúcar, el xilitol… En general se trata de que, sabiendo esto, vigiles bien los alimentos que toman o les das a tus perros y gatos. Desde Ownat te recomendamos darle siempre alimentos específicos para ellos como nuestra gama Ownat Classic, Ownat Ultra o Ownat Grain Free 😉

¡Puedes estar tranquilo, ellos no se aburrirán  y tú estarás mucho más tranquilo!