volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

¿Estás pensando en adoptar? ¡Hablemos de los aspectos más importantes!

Son muchos los que se plantean adoptar, y cuando esto surge también lo hacen las dudas. ¿Que sea cachorro o adulto? ¿De qué tamaño? ¿Dónde voy y dónde empiezo a buscar? ¿Qué trámites debo tener en cuenta? ¿Es fácil o necesitaré asesoramiento? En este artículo trataremos los aspectos más relevantes para que la adopción sea un tema más claro y menos complejo para ti.

>Hay algo con lo que debes contar desde el minuto cero y es que, claramente, exige mucha responsabilidad, y también grandes dosis de cariño por tu parte, ¡y de la familia entera si es el caso! Piensa que lo mayoría de los perros que han sido abandonados vienen en gran medida de decisiones poco premeditadas, así que piensa con el corazón si realmente puedes cuidar debidamente de un peludo de cuatro patas.

Empecemos resolviendo las dudas más frecuentes:

1_ ¿Tamaño grande o pequeño? ¿De raza o mezcla?🐶
Piensa en el estilo de vida que tienes y también en el hogar que dispones, esto es vital para ver el tipo de perro que mejor encaja contigo. Si por ejemplo tu casa es más bien pequeña y además no dispone de espacio exterior (una terraza o un balcón) lo ideal es que adoptes un perro de tamaño pequeño con carácter tranquilo. ¿Por qué? Porque los perros de tamaño mediano o grande suelen ser más enérgicos y necesitan de mayor espacio en el hogar.

Por otro lado tu día a día es fundamental, si no dispones de tiempo para sacarlo a jugar y dar paseos más bien largos entonces un perro grande o mediano tampoco será una buena idea ya que necesitan hacer ejercicio cada día. Si además hay niños en casa infórmate bien del perro que vas adoptar, sus características, personalidad e incluso posibles traumas (ya sabes que en las perreras hay algunos peludos que han pasado por muy malas experiencias). Esto te ayudará a saber tratarlo mejor o incluso a plantearte contratar a un adiestrador que os ayude con su comportamiento.

Normalmente cuando te dispones a adoptar no suele haber mucho perro de raza, pero de ser así siempre puedes consultar las diferentes razas para descubrir sus características y así hacerte una idea de si encaja o no. Si es un perro mezcla puedes hablar con la perrera para que te informe de su carácter y comportamiento general. Da igual que sea de raza o de mezcla, en ambos casos es posible una re-educación con un buen final.

2_ ¿Adulto o cachorro? ¿Hay una posibilidad mejor que otra para mí?🤔
Los cachorros requieren de mucha atención ya que son completamente dependientes, así que si no dispones de tiempo ni de predisposición para convertirte en madre/padre durante algunos meses no creemos que esta sea una buena opción. Piensa que ellos necesitan aprenderlo todo: dónde hacer sus necesidades, dónde dormir, cómo comer, cómo comportarse… y tú, por tu parte, deberás lidiar con posibles pequeños destrozos en casa y convertirte en un educador con mucha paciencia, amor y buena educación.

Si es adulto es posible que algunas de estas cosas ya las haya aprendido (órdenes básicas), pero también puede que haya otras que nunca nadie le haya enseñado. Normalmente tienen más habilidad para centrarse en nuestra educación y suelen aprender rápido a quedarse solos algunas horas al día (ojo, siempre hay excepciones).

Hay algo precioso en este proceso de adopción y es que muchos perros adultos al ser adoptados se muestran tremendamente agradecidos por ello, y enseguida estrechan lazos con su nueva familia. Normalmente también surgen grandes dudas como: “¿Pero si el perro es adulto vendrá con problemas?” “¿Estaré adoptando los traumas de otra persona?”. No necesariamente, muchos de los perros adultos abandonados son abandonados no por su comportamiento sino porque: no pueden cuidar de él, no lo quieren llevar de vacaciones, no tienen tiempo, porque la situación familiar ha cambiado…

3_ Pero, ¿dónde voy si quiero adoptar? ¿Qué tengo que tener en cuenta?🔎
Hay varias posibilidades, puede ser a través de un particular (por boca a boca, redes sociales, un anuncio…) o a través de instituciones como albergues, centros de acogida o refugios de animales. Estas últimas tres opciones en muchas ocasiones están saturadísimas de animales, así que contactar con ellos y realizar la adopción a través de ellos puede ser una gran opción y un gran gesto a la vez.

En cada ciudad y localidad hay unos albergues y centros diferentes, así que te animamos a rastrear tu zona y dar con el lugar que mejor encaje contigo. Así a nivel más general hay algunas páginas como Petshelter.

Si has pensado en adoptar perros de una raza determinada, como por ejemplo un galgo o otro perro de caza (desde hace años más expuestos al abandono y maltrato), recuerda que existen protectoras centradas 100% en estas razas y en su cuidado. Decidas lo que decidas, visita siempre el centro o lugar de acogida que selecciones. Así te asegurarás de que cumple con todas medidas de higiene y cuidado necesarias, y de que además dispone de personal especializado que te asesore en todo el proceso.

4_ Vale, ¿y qué tramites son necesarios?📑
Veamos, cuando adoptas a través de un centro de acogida, albergue o institución lo normal es que tengas que realizar una serie de trámites. ¡Pero no te asustes! No es para tanto 🙂

Aquí te dejamos una pequeña lista de los más habituales:

-Identificar al peludo con un microchip<(a veces ya lo tiene puesto).

-Tener al corriente y actualizada la cartilla de vacunación.

-Firmar un contrato de adopción en el cual se hace una declaración de responsabilidades.

-Si el perro está catalogado como raza peligrosa” tendrás que registrarlo en el ayuntamiento.

-Comprobante de domicilio, que demuestre que tienes una residencia donde vivirá tu amigo de cuatro patas.

-No destinarlo a la cría o reproducción.Los peludos que tengan la edad suficiente se entregarán esterilizados, y si aún no han alcanzado la edad necesaria se firmará un compromiso de esterilización (en gran parte de los casos, salvo que tu contacto sea hacia un particular).

Estas suelen ser las dudas más frecuentes y desde Ownat esperamos que nuestros consejos te hayan ayudado a iniciar este maravilloso proceso. En cualquier caso, estamos seguros de que un nuevo peludo en casa será el principio de una gran aventura 🙂