volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

Cómo mantener mejor la comida de tu felino

Cómo almacenamos, guardamos y tratamos la comida de nuestro gato impacta en gran medida en cómo de bien conseguimos que esta se conserve al final. Hoy te damos algunos consejos para conseguir una mayor durabilidad y aprovechamiento de los nutrientes.

Uno de los consejos más evidentes es que, al tratarse fundamentalmente de materia orgánica, tanto la temperatura, la humedad, el aire y la luz son factores que sí o sí van a afectar a la vida de nuestro producto. Con todo ello, y más allá de estos aspectos básicos que siempre deben estar bajo control, ¡aquí llegan otros consejos que no podemos perder de vista!

Cuando se trate de pienso, compra solo el que necesites
Solo tú sabes la cantidad de pienso que come tu felino por mes, así que cuando compres los packs de comida nunca pierdas de vista esa información. ¿A qué nos referimos? Bueno, sabemos que los packs de gran tamaño a veces tienen mejores precios o promociones, sin embargo si sabes que esas cantidades son excesivas teniendo en cuenta la fecha de caducidad del pack y lo que tu gato como por mes, mejor que no optes por ese tipo de formatos. Recuerda que, una vez el pack esté abierto, la calidad del producto tiende a disminuir (sobre todo su olor y sabor).

Revisa siempre la fecha de caducidad
Al igual que haces con todos los productos que compras para casa, ¡recuerda hacerlo con su comida también! Muchas veces tendemos a olvidarnos, o pensamos que las fechas de caducidad son mucho más extensas de lo que son en realidad. Algunas formas de tenerlo siempre controlado, y que esta info no caiga en el olvido, es poner una pegatina en el saco con la fecha mucho más grande y a la vista, activar una alarma el móvil uno días antes de que caduque o poner esta información en un post it en la nevera para tenerla siempre presente. ¡Tú eliges!

Si se trata de envases, ¡controla bien el que usas!
Suele decirse que lo ideal es mantener el propio envase del producto, ya que técnicamente este ha sido diseñado para guardar la comida de la mejor forma posible. Algunos de ellos vienen con zip, o puedes enrollar el propio paquete y usar unas pinzas que te ayuden a sellarlo de la mejor forma posible.
Peeeero, también podemos optar por un recipiente especial como una lata o un bidón de almacenaje (¡en Ownat tenemos unos chulísimos!). Podemos vaciar el saco en uno de ellos o meter el saco entero dentro, decidas lo que decidas lo importante es que sea un reciente hermético y bien sellado.

Un momento, ¿y qué pasa con la comida húmeda!
En Ownat también disponemos de una gama de comida húmeda, que es nuestra querida familia Wetline. Si tienes previsto almacenar alguna de estas recetas, aquí hay dos casuísticas distintas:

a) Pack sin abrir: respeta las condiciones de almacenamiento básicas como mantenerlo en un lugar fresco, alejado de la luz del sol, seco y limpio.
b) Pack ya abierto: consérvalo bien tapado dentro de la nevera, quizá envuelto en film transparente o traspasado a un tupper hermético. ¡Y ojo! Un máximo de 2 o 3 días.

Si tienes alguna duda más asociada al almacenamiento de tu pienso no dudes en escribirnos en nuestras redes sociales, ¡estaremos encantados de ayudarte! 🙂