volver volver
Alimentación de verdad
volver volver
Alimentación de verdad

6 formas de refrescar a tu peludo en verano

En pleno verano no está de más que tu peludo también reciba una buena dosis refresh de vez en cuando, ¿no te parece? En Ownat te damos 5 opciones distintas para refrescar su mes de agosto, ¡toma nota y valora cuál o cuáles encajan más con vosotros!

Dile adiós al calor con un helado dogfriendly
Seguro que no es la primera vez que lo lees, ¡o eso esperamos porque en Ownat hemos compartido alguna que otra receta! Para prepararlos necesitas muy poquitos ingredientes, y además no te llevará más de 10 minutos. Te damos una serie de tips básicos para que sepas cómo enfrentarte a esta sencilla receta:

–    Puedes prepararlos con yogur natural o con agua como base. Otra posibilidad es usar caldo de pollo o de verduras, ¡tú eliges!
–    Añade trocitos de manzana, brócoli, arándanos, zanahoria, plátano o calabaza para así darle un extra nutrientes a tu helado.
–    Junta la base líquida con los trocitos de frutas y/o verduras y pon la mezcla en una cubitera. ¡Listo!

Nunca, nunca, nunca lo dejes en el coche encerrado
Nos sorprende que aún se tenga que avisar de algo tan evidente, pero jamás dejes a tu perro encerrado en el coche en verano. Un coche es una cámara térmica, y aunque dejes la ventanilla ligeramente abierta esto no es suficiente para ellos. Puedes ocasionarles un golpe de calor mortal o un sobre calentamiento terrible.

Si por un caso de urgencia vas a dejarle en el coche, que nunca sea por más de 10 minutos, y  durante ese tiempo déjale siempre el aire acondicionado puesto, nunca aparques al sol y NO superes los 10 min.

Extra de agua cada día
Es muy común que, debido al calor, nuestros peludos jadeen más que de costumbre. Cuando jadean pierden líquido, así que es importante que beban agua suficiente a lo largo de todo el día para evitar cierto punto de deshidratación. ¿Cómo conseguir que beba? ¡De entrada intenta que el agua esté siempre fresca y a la sombra!

–    Sitúa varios bebederos con agua fresca en casa, para que así encuentre soluciones en distintas estancias.
–    Incítale a beber agua enseñándole el bebedero de vez en cuando. Puedes poner algún cubito de hielo dentro o algún trocito de fruta para así ayudarle a beber de forma más continuada.

Mantas y esterillas, pero que sean refrigerantes
¿Te sorprende? ¡Pues las encontrarás en venta en muchos lugares! Vienen muy bien para el verano porque son capaces de refrigerarse con el peso de tu peludo y se recargan de forma automática.

¿Lo más cómodo de estas? Que las puedes llevar a todas partes y situarlas dentro de la cama de tu perro si por la noche ves que las temperaturas aumentan en exceso.

El pelo siempre a raya
Hay peludos que tienen mucho pelo, y esto sin duda puede hacer que estos pasen más calor del debido. La solución no es raparles por completo, sino dejar unos dos o tres centímetros de pelo para que la piel esté protegida de la radiación solar, y así evitar golpes de calor en tu peludo.

¿Y qué otras cosas podemos hacer con el pelo? Cepillarlo de forma profunda y regular debe convertirse en un must, así eliminaremos el pelo muerto y los nudos que no dejan que la piel se airee.

Un buen chapuzón
La playa, el río, la piscina ¡o un manguerazo en casa! En días de calor todo se vale para que nuestro peludo consiga bajar unos grados su temperatura corporal. ¿Cosas a tener en cuenta? Si lo llevas a la playa asegúrate de que esta sea dog friendly, para así evitar posibles problemillas o multas. Si lo bañas en la piscina, ¡cuidado con el cloro! Y si le pegas un manguerazo controla la presión del agua, sobre todo si cuentas con un peludo pequeño 😉

Y con estos seis sencillos consejos ya te puedes enfrentar al verano con otra actitud, ¡y con mucho menos calor! Si tienes alguna duda o propuesta, recuerda que en redes sociales nos encantará escucharte y cruzar más consejos contigo 😉